Taller artesano relojero desde 1925

Nuestra historia: de padres a hijos

En el año 1925, el abuelo Jesus María Aparicio fue el primer relojero que comenzó el legado en esta familia, que ha ido pasando de padres a hijos siendo nosotros la tercera generación llenándonos de orgullo y siendo el motor diario para continuar con la tradición y poder ofrecer a todos nuestros clientes nuestros conocimientos y servicios.

Actualmente trabajamos 3 personas en el taller. Aprendimos de nuestro abuelo y nuestro padre y continuamos con las mismas ganas e ilusión que siempre. Nuestra motivación es ofrecer al cliente la mejor solución para su reloj y al mismo tiempo el mejor servicio, superándonos cada día.

Gracias por confiar en esta familia de relojeros.

Nuestro taller

Nuestro taller se encuentra en el Casco Viejo de Bilbao, un espacio con encanto y personalidad donde se puede ver el trabajo artesano y la tradición que mantenemos. Rodeados de herramientas y piezas disfrutamos de nuestro trabajo dedicándole mucho esmero y detalle a cada reloj. Te invitamos a que vengas a hacernos una visita, seguro que podemos ayudarte con tu reloj.